La correcta hidratación es una parte imprescindible en nuestra alimentación para el cuidado de la salud. Tomando una cantidad suficiente y adecuada de líquidos podemos eliminar las impurezas de nuestro organismo

En este marco, las infusiones cumplen un papel preponderante dentro de la alimentación de las personas, ya que cuentan con principios activos que actúan de diversas maneras, desde antiinflamatorias como la manzanilla y la malva; ante situaciones de estrés o nervios podemos consumir las relajantes como el tilo, la valeriana y la melisa.

Para mejorar la digestión podemos consumir boldo, carqueja y cardo mariano.

También puede optar por diversas alternativas de tés. Entre los más consumidos encontramos el té verde, rojo y negro. Aunque todos se obtengan de la misma planta, el procesamiento es distinto y eso le confiere la particularidad de por ejemplo el té verde ser rico en antioxidantes, disminuyendo el riesgo de cáncer. También es diurético y estimulante. Se recomienda el consumo de estas infusiones alejadas de las comidas ya que el contenido de taninos y oxalatos dificultan la absorción de algunos minerales.

El grano de café verde al no pasar por el proceso de tostado mantiene todas sus propiedades y principios activos como los antioxidantes. Es sabido que las altas temperaturas a la que es expuesto el grano durante el proceso del tueste destruye la mayor parte de estos antioxidantes.

Ud. Podrá encontrar una gran variedad con más de 30 infusiones para poder disfrutar un agradable momento.